Portada Noche de Paz, Noche de Horror

¡Comparte esta publicación haciendo clic en los botones de Redes Sociales!

Llega la Navidad, y con ella un montón de mensajes de felicidad, amor, generosidad y familia. Todo parece indicar que nada malo puede pasar en estas fechas especiales, pero el terror ha encontrado en esa antítesis un nicho de lo más atractivo: terror y Navidad son una combinación explosiva. Para aquellos que buscamos terror los 365 días del año, podemos estar tranquilos porque los villancicos no son lo suficientemente fuertes para acallar los gritos de pánico.

Por norma general, el terror navideño adquiere un tono más desenfadado y gamberro. Lejos de las historias sobrias de fantasmas, son los asesinos y las criaturas sobrenaturales los que han encontrado su lugar en la Navidad, aunque con algunas excepciones. En este artículo, estudiaremos el terror navideño y os mostraremos algunos ejemplos representativos en el cine, tradiciones y experiencias. Para ello, hemos inferido dos distintas variantes:

La Navidad es el mal

El mal pervierte la Navidad y sus personajes. Es común envenenar la figura de Papa Noel o Santa Claus y convertirla en un asesino despiadado. Una de las precursoras de esta temática es Navidades infernales (Christmas Evil), película de 1980 en la que el trauma de descubrir la verdad sobre Santa Claus lleva a un hombre a perpetrar una serie de asesinatos disfrazado de Santa. A esta película no solo le siguió Noche de paz, noche de muerte (Silent Night, Deadly Night), sino que poco a poco muchos cineastas vieron el enorme potencial que puede tener un Santa Claus diabólico. En las ediciones Christmas FestEvil del scream park Scare Kingdom (Blackburn, Reino Unido), apostaron por el denominado “Santa Claws” (Santa Garras), similar a nuestro “Papa Cruel” patrio de la edición de Navidad de Horrorland 2018 (Cercs, Barcelona) que, armado con un látigo, trataba de forma grosera a sus visitantes.

Santa Claus asesino de Navidades infernales (Christmas Evil)
Santa Claus asesino de Navidades infernales (Christmas Evil)

Más allá de Santa Claus, también otros personajes navideños han adquirido un aura diabólica en el terror, desde los elfos navideños en la película Elfos (Elves) hasta la famosa galleta de jengibre, que muestra una apariencia abominable en la película de serie B, The Gingerdead Man. El cambio drástico de decoración de las tiendas que pasaban del Halloween a la Navidad inspiró a Pesadilla antes de Navidad (The Nightmare before Christmas), una película de animación para todos los públicos que combina dos de las grandes festividades del año, una propuesta ideal para disfrutar del terror navideño con los más pequeños.

Jack Skellington repartiendo regalos de Navidad tras usurpar a Santa Claus
Jack Skellington repartiendo regalos de Navidad tras usurpar a Santa Claus

En 2019, el pasaje del terror Le Manoir de Paris (París, Francia) estrenó de forma limitada Apocalypse Nöel protagonizada por duendes zombis. De la misma forma, los scream parks que abrieron por Navidad como Scare Kingdom, Yorshire Scare Grounds (Wakefield, Reino Unido) u Horrorland, además de varios pasajes del terror de Europa, aprovechaban los personajes navideños en sus espectáculos e incluso en sus modalidades más extremas*. 

Cartel promocional de Apocalypse Noël
Cartel promocional de Apocalypse Noël

Fuera de la ficción, las tradiciones centroeuropeas ya incluyen el terror en la Navidad con la figura de Krampus, una especie de monstruo cornudo que castiga a los niños que se portan mal. Según la leyenda, Krampus vaga por las calles la noche del 6 de diciembre armado de cadenas y varas de abedul para azotar a los niños malos o llevárselos a las profundidades del inframundo. En países como Alemania, Austria, Eslovenia o Hungría se celebra la Krampusnacht (noche de Krampus) donde tiene lugar las espectaculares Krampusläufe (carreras de Krampus) en las que varias personas disfrazadas de Krampus asustan y azotan a los demás por las calles. Estos eventos son muy populares y seguidos incluso por los niños, que no dudan en llevar máscaras del monstruo navideño. Esta figura ha trascendido a la cultura pop, y nos ha traído la película Krampus: maldita Navidad (Krampus) y en España el pasaje del terror Krampus que se podía visitar en Horrorland: Christmas Edition (2018).

Adultos y niño disfrazados de Krampus en una Krampuslauf
Adultos y niño disfrazados de Krampus en una Krampuslauf

Desgracia en Navidad

En esta segunda variante, encontramos que la Navidad es un marco contextual en la que suceden terribles eventos fortuitos. Posiblemente, el ejemplo más representativo en esta variante sea la clásica Gremlins, en la que un padre regala a su hijo una extraña criatura por Navidad con unos cuidados y restricciones cuyo incumplimiento causa el nacimiento de los simpáticos y monstruosos “gremlins”. Al igual que en la primera variante, la tónica desenfadada y llena de humor negro está muy presente también. Un ejemplo es la actual Ana y el apocalipsis (Anna and the Apocalyse), musical de terror en la que una estudiante se enfrenta a un apocalipsis zombi durante la Navidad.

Gremlins cantando un villancico
Gremlins cantando un villancico

Con un tono más serio, tenemos películas como Negra Navidad (Black Christmas) en la que un asesino asalta una residencia de estudiantes en Nochebuena o The Children (2008) en la que una familia decide pasar las vacaciones navideñas en una cabaña, pero todo se tuerce cuando lo hijos empiezan a desarrollar personalidades diabólicas y poderes sobrenaturales a raíz de un extraño virus. No podemos terminar el artículo sin hablar de Pooka, un disfraz diabólico inspirado en un juguete que posee a quien lo viste para provocar asesinatos. Este ser apareció en el capítulo de Navidad de Into the dark, serie antológica de miedo inspirada en las distintas festividades del año, y tiene muchas ganas de hacerse un hueco en el bestiario del horror navideño.

Pooka
Pooka

En conclusión, el terror es capaz de utilizar la Navidad como su aliada o su enemiga para ofrecernos pesadillas en las noches de paz y amor. Aunque venga un Santa Claus armado con un hacha o se aparezca el mismísimo Krampus para arrastraros al infierno, esperamos que disfrutéis de unas terroríficas navidades.

*A raíz de las medidas para contener la pandemia del COVID-19, las experiencias de terror navideñas de Europa se han cancelado este 2020.

Artículo creado por nuestro AUTOR COLABORADOR The Uninvited

Autores - the Uninvited

THE UNINVITED

Expertos en terror: Especialistas en experiencias extremas

Facebook: @theuninvited

Instagram: @_theuninvited

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.